lunes, 14 de junio de 2021

BOLETÍN INFORMATIVO VII- MILES CHRISTI- 12/06/2021

Por ALEJANDRO SOSA LAPRIDA

“La normalidad solo volverá cuando hayamos vacunado a toda la población mundial” -Bill Gates[1], 02/04/2020, entrevista con el Financial Times: https://gloria.tv/post/LKFbpfnE8Pvs4bEUa1vNWBXov

A quien no lograra percibir que todo este circo macabro, esta comedia grotesca, esta farsa colosal, de principio a fin, en su conjunto, sin matices ni circunstancias atenuantes de ningún tipo, es una locura absoluta, un descomunal atropello a la razón, un engendro jurídico de una perversidad a toda prueba, un lavado de cerebro permanente, una manipulación emocional descarada, una gigantesca maniobra de ingeniería social, una agresión caracterizada contra el ser humano, un ataque alevoso del mundialismo tecnocrático contra las naciones soberanas, un acto de un despotismo tan hipócrita como brutal y malévolo, la instauración en toda regla de una tiranía sanitaria mundial sin precedentes y un auténtico crimen contra la humanidad, solo podría decirle que se encuentra en un problema muy serio…

sábado, 12 de junio de 2021

LA CUENTA REGRESIVA

“La normalidad solo volverá cuando hayamos vacunado a toda la población mundial”                      Bill Gates[1], 02/04/2020, entrevista con el Financial Times: https://gloria.tv/post/LKFbpfnE8Pvs4bEUa1vNWBXov 

Descargar PDF: https://drive.google.com/file/d/1EYypQcD-9MR_yzbuqJq-9KhT3c6NJSKm/view 

Por ALEJANDRO SOSA LAPRIDA

La mayoría de los gobiernos han seguido servilmente las instrucciones de este “filántropo” iluminado, destruyendo la economía y la salud física y psíquica de la gente, a la que aseguran querer “proteger del virus”. Esto es no solo completamente absurdo y surrealista, sino, sobre todo, falso[2] y, peor aun, lisa y llanamente criminal. Gates y sus secuaces (Schwab, Fauci, Tedros, etc.) han decretado que no podremos volver a vivir normalmente hasta que los casi ocho mil millones de habitantes del mundo hayamos recibido la “vacuna” genética experimental que ellos han hecho fabricar en tiempo record, con el pretendido objetivo de “salvarnos” de un supuesto virus cuya letalidad es insignificante. Los cuales, por otra parte, son partidarios declarados del programa eugenésico de reducción de la población mundial.