sábado, 25 de abril de 2020

EL "COMUNAVIRUS"



Canciller Ernesto Araújo
No somos amigos de Bolsonaro. Es más, nos produce repulsión -lo mismo que Trump- su militante sionismo y democratismo. Mas, constatamos lo siguiente: tanto éste como aquél, manejaban, inmediatamente antes del coronavirus, gobiernos de enormísima aprobación. Trump, por ejemplo, bajó el desempleo a niveles históricos, y cumplió fielmente con sus promesas electorales en favor de la vida.

Ahora bien: el coronavirus atacó sus países con particular saña. ¿Casualidad? Ambos, ahora, se encuentran “en el ojo de la tormenta”, soportando crisis de gobierno imposibles de imaginar antes de la pandemia. No ocurre lo mismo en países inclinados a la siniestra…

Personajes nefastos, incalificables energúmenos, terroristas teóricos y prácticos como Lula da Silva y José Mujica han aprovechado la -¿casual?- circunstancia para vituperar a despecho a Bolsonaro, que, nobleza obliga, tiene sus cosas interesantes, ante todo su rabioso anticomunismo.

¿Virus chino?

Los siguientes son extractos de un artículo que publicó el canciller brasileño Ernesto Araújo, en su web denominada “Metapolítica. Contra el globalismo” -¡nada menos!. Posee, ciertamente, errores de fondo, propios del germen liberal; pero contiene elementos de mucho interés que reproducimos a continuación (traducción nuestra):


“El coronavirus nos hace despertar, nuevamente, en la pesadilla comunista […] es lo que muestra Slavoj Zizek, uno de los principales teóricos marxistas de la actualidad, en su libro “Virus”, recién publicado en Italia [Milán, Ponte Alle Grazie, 2020, Quinta Edición Digital]. Zizek revela aquello que los marxistas esconden hace treinta años: que el globalismo sustituyó al socialismo como estrategia preparatoria al comunismo. La pandemia del coronavirus representa, para él, una inmensa oportunidad de construir un orden mundial sin naciones y sin libertad […] Cito y comento a continuación párrafos de este libro, que refleja cristalinamente la estrategia comunista-globalista de apropiación de la pandemia para […] esclavizar al ser humano y transformarlo en un autómata desprovisto de dimensión espiritual, fácilmente controlable:”

- “Precisamos que se propague un virus ideológico diferente […] un virus que imagine una sociedad alternativa, una sociedad que vaya más allá del Estado-nación, y que se realice en una forma de solidaridad global y de cooperación. Una cosa es cierta: nuevos muros no resolverán el problema. Lo que funciona es la solidaridad y una respuesta coordenada a escala global, una nueva forma de aquello que en otro momento se llamó comunismo”.

- “Zizek no escode sus ansias de convertir al virus en uno ‘diferente y más benéfico’ […] todo en nombre de la ‘solidaridad’, claro, del mismo modo que en el universo de ‘1984’ de Orwell era la opresión sistemática a cargo del ‘Ministerio del Amor’. Quien quiera defender sus libertades básicas, quien quiera continuar viviendo en un Estado-Nación, estará faltando al deber básico de ‘solidaridad’”.

- “Un primer y difuso modelo de tal coordinación a escala global está representado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) Serán conferidos mayores poderes a otras organizaciones de ese tipo”.

-“No escapa a Zizek, naturalmente, el valor que tiene la OMS en este momento para la causa de la desnacionalización, uno de los presupuestos del comunismo. Transferir poderes nacionales a la OMS, con el pretexto (¡jamás comprobado!) de que un organismo internacional centralizado es más eficiente para lidiar los problemas que los países actuando individualmente, es apenas un primer paso para la construcción de la solidaridad comunista planetaria. Siguiendo ese modelo, el poder debe ser transferido también a otras organizaciones, cada una en su específico dominio. Zizek no especifica, pero probablemente tenga en mente una política industrial dictada por la UNUDI, o un programa educacional global controlado por la UNESCO, y así sucesivamente.

“Se trata ahora de un planeamiento central mundial, que ciertamente traería el mismo fracaso que el modelo [comunista] aplicado en el pasado a escala nacional”.

- “ ‘Vigilar y castigar?’ ¡Sí, por favor! No sorprende que, al menos hasta ahora, China –que ya empleaba largamente sistemas de control social digitalizado- se haya demostrado la mejor preparada  para enfrentar la pandemia. ¿Debemos deducir de ello que, al menos en algunos aspectos, China representa nuestro futuro? […] No es ese [el modelo chino], el comunismo que tengo en mente. ¿Cuál es? Para entenderlo, basta leer las declaraciones de la OMS”.

- “Zizek tiene una actitud ambigua respecto a China. Admira lo que considera un éxito chino de control social, pero al mismo tiempo no parece querer identificar su propia concepción del comunismo con el modelo chino, tal vez porque el comunismo, al fin de cuentas, exige el fin del Estado, en tanto China representa el modelo de Estado fuerte que el comunismo quiere superar. Ese no- Estado, Zizek lo busca en los organismos internacionales que permiten, en su visión, un ejercicio totalitario sin ser un ente totalizante, un ultrapoder rígido pero difuso, ejercido en nombre de la ‘solidaridad’ y por tanto inatacable -¿pues quien osaría posicionarse en contra de la solidaridad?- ‘Solidaridad’ es un concepto noble y digno que la izquierda pretende secuestrar y subvertir, corromper por dentro, para servir a sus propósitos […] Siempre sustenté que el control del lenguaje para destruir lo mejor del pensamiento y del espíritu, es uno de los grandes objetivos del comunismo para destruir la dimensión espiritual del hombre y así sujetarlo completamente […]”

“Ahora lo políticamente correcto incorpora lo sanitariamente correcto, muchas veces más poderoso. Lo sanitariamente correcto te agarra y te amenaza: ‘si decís esto o aquello, colocás en riesgo a toda la sociedad; si pronunciás la palabra libertad sos un subversivo […]. Controlar el lenguaje para matar al espíritu, es la esencia del comunismo actual, ese comunismo que de repente encontró en el coronavirus el tesoro de la opresión.”

“También lo he dicho y lo repito: el verdadero enemigo del comunismo no es el capitalismo, es el espíritu humano, en toda su complejidad y belleza. Es el espíritu humano el que el virus ideológico de Zizek llegó para destruir.”

“¿Debe tomarse a Zizek en serio? Muy en serio. Él es probablemente el escritor marxista más leído de los últimos treinta años. Influencia facultades y círculos intelectuales ‘progresistas’ alrededor del mundo, que a la vez influencian a los medios, a los políticos […] Lo que diferencia a Zizek de sus pares es que él anuncia abiertamente lo que los otros esconden entrelíneas.”

“En suma, Zizek explicita aquello que venía siendo preparado hace treinta años, desde la caída del Muro de Berín, cuando el comunismo no desapareció, sino que se dotó de nuevos instrumentos: el globalismo es el nuevo camino del comunismo. El virus aparece, de hecho, como una inmensa posibilidad de acelerar el proyecto globalista. Éste ya se venía ejecutando por medio del alarmismo climático, de la ideología de género, del dogmatismo políticamente correcto, del inmigracionismo, del antinacionalismo, del cientificismo […]

“Con el pretexto de la pandemia, el nuevo comunismo trata de construir un mundo sin naciones, sin libertad, sin espíritu, dirigido por una agencia central de ‘solidaridad’, encargada de vigilar y castigar. Un estado de excepción global permanente […] Por eso, precisamos luchar por la salud del cuerpo y del espíritu humano, contra el coronavirus pero también contra el Comunavirus, que trata de aprovechar una oportunidad destructiva abierta por el primero […]”



(tomado de metapoliticabrasil.com. Traducción libre de la revista “Verdad”).

17 comentarios:

  1. La globalización demoníaca con la abolición de las nacionalidades y sus naturales idiosincrasias está revelada en lo que será la adoración del demonio por todo pueblo, lengua y nación durante 3 años y medio (Apocalípsis 13, 1-10 y 12,9) pero ay! de aquellos por los que acontezca (liberales, marxistas, estatólatras neopaganos, et cétera). Y esa adoración demoníaca global será hecha por "hombres con apariencia de piedad" (leáse "solidarios"). Conferir 2 Timoteo 3, 1-5.
    A esa globalización demoníaca se opondrá contradictoriamente solo un "pequeño rebaño" (el "pusillus grex" de Lucas 12, 32) fiel a Cristo y a la Tradición de la Iglesia Católica y su universalidad divina al que se le dará el Reino.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su esclarecedor comentario. No parece provenir de un exégeta improvisado... En Cristo.

      Borrar
    2. HARTO pusillux quedó la grex con el tsunami vedosiano.

      Borrar
  2. La "solidaridad" del globalismo demoníaco sionista es un remedo de la virtud teologal llamada Caridad que se infunde como germen en toda alma católica en su Bautismo y que tiene que des-arrollar en sí misma y en su militancia religiosa, política, social, nacionalista-sindical, municipal y familiar.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, así es. Como siempre, palabras grandilocuentes pero conceptos vacíos y abstractos por parte de los enemigos de la Fe. Contra "solidaridad", la virtud teologal de la Caridad.

      Borrar
    2. Así es... solidaridad es la palabra preferida de los que pretenden ser buenos sin Dios.

      Borrar
    3. UF....


      BERGOGLIO Y SU IRRESISTIBLE ATRACCIÓN POR LO SÓRDIDO
      http://catapulta.com.ar/?p=9900

      LOS “CURAS EN OPCIÓN POR LOS POBRES” Y LA REVOLUCIÓN
      http://catapulta.com.ar/?p=9940


      MARXISMO EN LA UNIVERSIDAD CLASISTA DE GRABOIS Y BERGOGLIO
      http://catapulta.com.ar/?p=9892



      UN FRENTE MARXISTA-BERGOGLISTA (para la insurrección rural)
      http://catapulta.com.ar/?p=7837



      LA CONEXIÓN BERGOGLIO CON LA REFORMA AGRARIA MARXISTA
      http://catapulta.com.ar/?p=9190

      Borrar
  3. San Pío X contestó a los españoles de principios de s. XX que no tenían para votar a un movimiento restaurador católico que votasen por el mal menor. Porque el católico liberal -como este Araujo- es un mal menor respecto al marxismo "intrinsecamente perverso" del PT de Lula.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Complejísimo e interesante tema el que acaba de introducir. Gracias por su comentario. En Cristo.

      Borrar
    2. En Argentina podrían votar por Cosme Beccar Varela de la botella al mar o por Iris Speroni. Gente buena hay pero por culpa de los prejuicios generales, porque ser candidatos católicos, no los votarían.

      Borrar
    3. Cosme falleció el 26 de Agosto.

      Borrar
    4. 17:44 esos son infundios propios de los progres infiltrados en la iglesia, los poscon les hacen decir cada cosa a los precons que ni le cuento.

      Borrar
  4. https://www.youtube.com/watch?v=9IiTfg16eDk
    Y este españolete habla de Jesucristo y es miembro de una sociedad teosófica. Por Dios que ensalada que tienen en esas cabezotas.
    No habla para nada de la salvación del alma ni del Reinado Social de Cristo pero si de la distopía-utopía.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Los de linum fumigans tildan a Monseñor Lefebvre de milenarista craso por defender el Reinado social de Cristo. Que nido de sierpes ese blog.

      Borrar
  5. https://www.youtube.com/watch?v=6yb_JbY8kmY
    shileno católiloco jaja
    https://www.youtube.com/watch?v=Y7dR8Wi6CEU
    libertario shileno criticando a los catolicuchos progres.

    ResponderBorrar
  6. el partisano wojtyla que hizo caer el murus berlinescus...ese si que fue un cuento chino.

    ResponderBorrar
  7. solidaridad..... ¿ no se llamaba asi un gremio polaco??

    ResponderBorrar