viernes, 10 de abril de 2020

VIERNES SANTO



El cansancio de Cristo- Antonio Caponnetto

“Venid a mi todos los cansados y agobiados, y yo os haré descansar” (San Mateo, 11, 28).
“Mi rostro irá delante de ti, y te daré descanso” (Éxodo, 33,14)

A pesar de la Cruz no eres fatiga
ni a pesar de tus clavos ajetreo.
Tu extenuación, decía el Cireneo
fue la del sol bruñendo cada espiga.

De armadura la sangre y de loriga
te cubrió cuando exánime eras reo
cuando el feroz clamor del pueblo hebreo
segó la vid y cultivó la ortiga.

Apenas si te oyeron una queja
-soliloquio del Hijo abandonado
que obedece en la sed y en el dolor-.

Tu cansancio no tiene olor a oveja
huele a incienso de Dios glorificado
a fragancia de Rey y de Señor.


(Tomado de “Celebraciones”, Antonio Caponnetto, Bella Vista Ediciones, Buenos Aires, 2018, pág. 18)


1 comentario:

  1. oremos por los pérfidos judíos, cosa que la secta del Vaticano II, ha dejado de hacer

    ResponderBorrar