jueves, 6 de agosto de 2020

UNA MANCHA EN EL PROYECTO DE MANINI

El proyecto de ley presentado por Cabildo Abierto con el General Guido Manini Ríos a la cabeza da lugar a múltiples reflexiones. 

En general, creemos que es positivo.

Nos lamentamos, sin embargo, por lo siguiente:

Implícitamente –o no tan implícitamente- sigue legitimando la mentira histórica y la guerra psicopolítica montada por la izquierda y replicada por el liberalismo.

¿Por qué? Porque se sigue machacando con el “derecho de los familiares a la búsqueda de los desaparecidos” (exposición de motivos, primera página).

Es un tema de enfoque: ¿por qué seguir legitimando ese discurso, montado desde la primerísima hora, basado mayormente en mentiras y en calumnias, y no poner el foco en lo que REALMENTE PASÓ, y en quienes fueron los verdaderos culpables de la GUERRA? ¿Por qué seguir reivindicando los lloriqueos de los izquierdistas, cuyo fin no es sino victimizarse, y que tanto resultado les ha dado?

La estrategia es muy clara: al machacar con el tema de los desaparecidos, con el tema de las torturas y de las detenciones, los marxistas se VICTIMIZAN a través de la EMOCIÓN; la RAZÓN queda de lado, y pasan de ser CULPABLES a ser VÍCTIMAS de la GUERRA que ellos mismos provocaron.

Al conceder en la mentira, eso es lo que queda en mayoría de la gente, degradada intelectualmente, que actúa por sugestión: los marxistas son las víctimas, y los militares los culpables.

¡Hay que avivarse!

En segundo lugar, legitimando el discurso victimizante de la izquierda, se pierde de vista su cobardía, su falta de virilidad, la ausencia de un mínimo de comportamiento acorde con los más básicos principios de la guerra: SI VAS A LA GUERRA, HACETE CARGO. Y SI LA PERDISTE, NO ANDES LLORIQUEANDO CINCUENTA AÑOS DESPUÉS.

Lamentamos esta mancha en el proyecto de Manini, que no consideramos menor; no obstante, saludamos esta iniciativa, así como otros gestos y posturas provenientes de su agrupación.

3 comentarios:

  1. Comparto, pero creo que Manini sabía de que venía esto al entrar en la política...hay que "comer sapos", parafraseando al engendro tupamaro...No creo que Manini y los suyos coman de la mano de la "hegemonía del discurso", pero para lograr algo, dadas las circunstancias deben de hacerse concesiones. Ahora, según como lo veo yo, aunque está comenzando a incomodar a sus socios perezosos, no creo que estos tomen la posta, el grado de deecadencia y degradación que hay en el Partido Nacional realmente es alarmante.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Estimado Jorge: Muchísimas gracias por sus comentarios, siempre interesantes e ilustrativos. Es un buen punto el que anota. Ahora bien: ¿Hasta que punto puede concederse con la mentira? ¿Hasta que punto entra en el concepto de "prudencia política" el conceder con la mentira? ¿Hasta que punto entra replicar la estrategia del enemigo? ¿El fin justifica los medios? Yo me inclino por el si si, no no evangélico, y no por las medias tintas, que son las que verdaderamente manchan, parafaseando al bueno de Anzoategui. Ahora bien: lo que Ud. anota, insisto, es interesante, y debe casi seguro corresponderse con la realidad. Muchísimas gracias por su intervención.

      Borrar
  2. Gracias, por eso comencé diciendo "comparto", es decir el sentido filosófico, ético y moral del artículo. Pero cuando pienso e ancianos yendo presos con condenas de por vida, con penas de muerte camufladas, penas que no existen en Uruguay desde que se reformó la 1er Constitución.-..bueno, ahí es donde está el punto fundamental..En Cristo JL.

    ResponderBorrar