martes, 18 de mayo de 2021

18 DE MAYO DE 1972

Hoy, 18 de mayo, se conmemora un hecho luctuoso, al que haremos mención a continuación.

Los marxistas, con la complicidad de los liberales, recordarán el 20 de mayo –dentro de dos días- a los “desaparecidos”. Genial maniobra psicopolítica en la que caen buenos orientales, muchísimos yoruguas y los iniciados en el rito demoliberal, por antonomasia mentecatos o “vivos” inservibles.

Con ello, se traslada el centro de la atención a la mentira de los “desaparecidos”, falseándose sustancialmente lo ocurrido, tirándose a la marchanta, verbigracia, el 18 de mayo.

Los revolucionarios han ganado la guerra psicopolítica. Los militares no escucharon en su momento el clamor de ilustres civiles y están pagando, crudamente, con su honor, las consecuencias.

Esta es la crónica de aquél 18 de mayo de 1972:

En el día de las FFAA, cuatro soldados, Saúl Correa Díaz, Osiris Núñez Silva, Guadencio Nuñez Santiago y Ramón Jesús Ferreira Escobal, que realizan funciones de custodia en un jeep frente al domicilio del Comandante en Jefe del Ejército, son ametrallados a mansalva desde una camioneta tripulada por integrantes del MLN-T.

Varios integrantes del MLN-T secuestran a un policía, que logra huir del automóvil en que lo llevan cautivo, hiriéndolo en un brazo.

Arrojan bombas molotov contra cinco domicilios particulares.

Las FFCC interceptan contactos entre diversas células del MLN-T.

Es descubierto un escondrijo subteráneo en la finca de la calle Mariano Moreno 2916 de Montevideo, se detiene a un sedicioso y se incauta gran cantidad de armas cortas y largas.”

Nos encantaría que algún “honorable” Diputado o Senador lea esta crónica, la medite y salga a decir la verdad histórica. Que subraye lo ocurrido el 18 de mayo de 1972 y desprecie la marcha de los “desaparecidos” del próximo 20. Pero se nos antoja imposible.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario